Este Zapatero…

Ya sé que no está de moda, pero pienso que Zapatero sigue manteniendo cosas válidas. Ni es el tonto que algunos presentan, ni el rompepatrias que quieren ciertos sectores de la derecha y, sobre todo, mediáticosemoticon. Pero es demasiado intuitivo, trabaja poco las ideas y se lanza por la rampa siempre, siempre. Me parece que habría que hacer un estudio sicológico a fondo con el personaje, que, al menos a mí, me tiene desconcertado. Lo digo porque me apabulla su seguridad en sí mismo, su falta de autocríticaemoticon, ese aire de seguridad sin la menor duda que exhibe en todas las circunstancias. Me parece que, si hoy hubiese elecciones, ganaría el PP (no por mayoría absoluta), porque el país, tras tanto sobresalto, quiere un poco de tranquilidad gris. Me pregunto, y lo hago sinceramente y sin la menor retórica, si sería bueno que nos gobernase ahora el PP. ¿No tendría primero que librarse de adherencias gritonas, extremistas, vengativasemoticon, histriónicas??

 

Hay que empezar a pensarlo. ¿Votamos bien el 14-m? Tal vez sí, tal vez…¿no?

9 respuestas

  1. Como tantas veces Fernando, de acuerdo con vos, y me remito a lo que siempre digo:Hace falta estabilidad, tranquilidad y sosiego. Ocuparse de los problemas reales que nos afectan. A estas alturas me temo que el gobierno ya no puede acusar al PP de alentar la crispación. No después del espectaculo de sus socios de ERC, no después de lo de Montilla y de ninguna manera tras demostrar día a día que lo del pácto del Tinell es real. No se puede gobernar sin llegar a acuerdos con el PP, negándole constantemente la sal y el derecho a existir. Creo que el 14 M no teníamos la cabeza fría para votos serenos. Y pienso que si, que hacen falta unas elecciones y que las cosas se aclaren, para que quien sea gobierne, eso si, sin el apoyo de los ultras independentistas. Creo que los de ERC le pasaran factura al PSOE electoralmente.

  2. Dicen que las personas que intentan mostrar una enorme seguridad en sí mismas son, en realidad, tremendamente inseguras. Esto no me lo invento yo, está estudiado por los psicólogos. Zapatero no es una excepción. Zapatero es perfectamente consciente de que no está preparado para gobernar, lo que ocurre es que, lógicamente, no lo va a decir en público y hace esfuerzos por dar una imagen totalmente distinta ante la gente. Yo al principio tenía dudas de si su problema era simplemente una falta de experiencia, o había algo más. Pasado poco más de año y medio de gobierno, debo confesar que veo a Zapatero exactamente igual de verde que el primer día. Por lo tanto, tengo que pensar que su problema, más que la falta de experiencia, es algo más grave y mucho más difícil de solucionar: la falta de capacidad, o de capacitación. De capacitación intelectual. Con esto no estoy diciendo que Zapatero tenga pocas luces, ni mucho menos, sino de que carece de cualidades necesarias en un político: su capacidad de análisis está por los suelos (Zapatero tiene un pensamiento tremendamente abstracto, y eso se le nota mucho cuando habla. Es incapaz de concretar mínimamente las cosas, quizá es que su cabeza funciona así, y tampoco es capaz de ver dos pasos más allá, lo cual, dicho sea de paso, era una de las grandes virtudes de Felipe González). Su oratoria no es nada fluida, habla a trompicones, por eso a mí en las entrevistas se me hace pesado. En cuanto a ideas originales que aportar a la política y al partido, pues anda bastante escaso, la verdad, como la mayoría de dirigentes de su edad. A mí me maravilla escuchar propuestas originales de los políticos, como por ejemplo (una de las muchas que hay) la de Ibarra de enviar a los partidos nacionalistas al Senado y que no tengan presencia en el Congreso, estando además tan bien argumentada por parte de Ibarra. En fin, son este tipo de cosas las que van formando mi opinión sobre Zapatero.

  3. ¿Es que los gobernantes son cada vez peores o es que me voy haciendo mayor? Porque Zapatero no me gusta nada, nada, pero…… ¿Cuál es la alternativa? ¿Quién es la alternativa? Estamos en manos de las nacionalistas, sea cual sea el partido que gobierne. O en manos de las mayorías absolutas, vaya. Insisto: ¿Cuál es la alternativa? ¿No nos equivocamos seriamente en tiempos de la Transición (con mayúscula, sí) cuando se impidió que hubiese una autonomía central fuerte, con senadores y diputados que la defendieran? ¿Por qué Cantabria o La Rioja (antes Logroño) dejaron de ser castellanas justamente en ese momento? ¿Por qué no fructificó el intento de Guadalajara de unirse a Castilla y León?¿Quiénes se beneficiaron del invento?
    Decididamente me estoy haciendo mayor, recuerdo demasiadas cosas…

  4. os aseguro que no ha cambiado desde que le conocí en el instituto, no tiene ni idea de que va el asunto, pero lo parece

  5. Pues a mí me parece que la intuición es una cualidad de la que muy poca gente puede presumir. Es una virtud que se tiene o no se tiene; ahora no vamos a restarle puntos por tenerla.
    Además la intición nos puede ayudar a ver mas allá de donde ven los demás. Pensemos por un momento en la posibilidad del final de la violencia, ¿no sería maravilloso? ¿porqué le negamos el pan y la sal por intentarlo?. Démosle, por lo menos, la posibilidad de equivocarse. ¿Acaso es mejor arrojar mas leña al fuego, añadir mas crispación, usar partidariamente el conflicto, etc?

  6. Para Sócrates 2005:

    Todo lo que dices está muy bien, pero el problema que se nos plantea es el cómo gobernar un pais en el que viven más de 40 millones de personas con problemas muy concretos y muy reales.

    Necesitamos es un buen gestor, no un soñador.

  7. Sí, los soñadores son buenos para azuzar a los gobernantes que tienen los pies demasiado en el suelo y las manos donde no deben. Pero cuando el soñador toma el control, los pragmáticos y sin escrúpulos acaban rodeándolo y corrompiendo las ideas del puro. No digo que todo ello sea el caso, al cien por cien, de Zapatero, que tan, tan soñador no es. Lo que sí es bastante es utópico, me parece (digo «me parece» porque es bastante difícil llegar a conocer a nuestro ZP).

  8. La sociedad no avanza con prágmaticos, sino con soñadores. Las utopías no son realidad y nunca se hacen realidad, pero dan luz a las múltiples posibilidades que otros desarrrollarán. Pensemos, por un momento, en Erasmo y Tomás Moro, su Utopía no se hizo realidad pero la propuesta humanista y europeista que nos dejaron es para no olvidar.

  9. ¿No es Fernández de la Vega una persona pragmática poco amiga de veleidades utópicas? ¿No es bueno que el que está en la cúspide mire un poco más allá y los que le siguen en la cadena de mando miren un poco más acá? A mí no me parece mala fórmula. Me gusta el tándem de la Vega-Zapatero. El elenco de ministros no es ejemplar y tiene que ser revisado, tiene que haber más ministros pragmáticos y capaces y no estaría de más erradicar la improvisación (¡ni que fuera tan difícil, caray!). Pero como ya ha comentado alguien, ¿qué alternativa tenemos? A mí me da miedo la actual histeria del PP y como no se calmen no sería nada bueno que volvieran al gobierno. ¿A romperlo todo? Y por último: venga por favor CiU a relevar a ERC. Espero de corazón que un día de estos nos despierten con esa buena noticia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *