¿Fue bueno el discurso del Rey?

A veces resulta un lenguaje un poco almibarado, sin duda porque está escrito por cortesanos que siempre son los mismos. Pero hay que atender a lo que dice porque, al menos para mí, en quien concurre la extraña circunstancia de declararse monárquico, el Rey es una figura ‘por encima de la pelea’ concreta partidaria. Coincido totalmente en su llamamiento a la unidad de los dos principales partidos para afrontar las grandes cuestiones de Estado. Lamento que no haya detallado más cuáles son estas cuestiones de Estado.

Y entiendo, ver el subrayado que hago en diariocritico de las palabras del Rey, que está pidiendo a los partidos nacionales, es decir, al PSOE y al PP, apoyo para la Corona. Estamos en un mokmento muy especial de nuestra historia política, y solamente lo superaremos con consensos en esos grandes temas que el Rey apenas esboza, pero que sabemos cuáles so: reforma de la Constitución y de la normativa electoral, acabar con el desprestigio de organismos como el poder judicial o el Tribunal Constitucional, la inmigración, la política exterior y de defensa, etc. Quizá la principal prioridad sea acabar con las dos españas, que nos siguen acogotando, sobre todo a los que no nos sentimos plenamente representados por ninguna de las dos. Así, ¿a quién votar en este panorama de división? Continuará.

En fin, que de nuevo feliz Navidad a todos.

7 respuestas

  1. Por favor d.Fernando podría explicar qué es eso de estar ‘por encima de la pelea’ concreta partidaria. Me resulta absolutamente inentendible desde algún criterio mínimamente democrático que el jefe del estado, hereditario e inviolable, jefe supremo de las fuerzas armadas, las constituidas por el ejército de tierra, la armada y el ejército del aire que tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el orden constitucional, se le pueda considerar por encima de….
    Sr. Jaúregui, puede ser monárquico,socio del Cuenca o medio pensionista, pero si hablamos de democracia, en qué parte, momento, situación le parece conveniente hablar de los ciudadanos?.
    Habla usted de ‘reforma constitucional’. Dicho de otra manera le añado, se trataría de establecer un periodo constituyente que todavía no se ha realizado en este estado, dado que lo que se considera periodo de la transición no se ponía en cuestión la forma de gobierno, sino la reforma de una serie de normas para la continuidad del régimen de Franco, sin Franco y adecuándolas a la nueva situación.
    Una breve relación de hechos – para los que como usted y como yo tenemos la edad suficiente como para haberlo vivido en directo de manera especial – objetivos, históricos pueden justificar y documentar la veracidad de la inexistencia de ese periodo constituyente en el estado español: 1.- En el año 1969, las cortes franquistas aprueban la ‘ley de sucesión’.El fundamento de esta ley está en la negativa a renunciar a sus derechos dinásticos por parte del padre del actual rey Juan, había que reinstaurar la institución monárquica. Tras esa aprobación, las mismas cortes,en presencia de Franco, toman juramento a JC de las leyes fundamentales(incluida la de sucesión) y de los principios del movimiento. Tras el juramento declaran a Juan Carlos ‘Príncipe de España’ y sucesor de Franco a la jefatura del estado. 2.- Tras su juramento, JC aceptó ambos títulos «… con la legitimidad del régimen nacido el 18 de julio de 1936″. 3.- A la muerte de Franco las mismas cortes le vuelven a tomar juramento de las leyes fundamentales y de los principios del movimiento, tras cuya ratificación por JC, le reconocen y nombran Rey de España, que reinará con el nombre de Juan Carlos I, y jefe del estado español. 4.- Automáticamente comienza a ejercer, él designa a Suarez(acuérdese de la famosa terna) jefe de gobierno. 5.- De finales de 1975 hasta finales de 1978, el gobierno sigue con plena continuidad, se legalizan o no partidos políticos, se firman los ‘pactos de la moncloa’, se redactan una serie de normas que se configura como la constitución de 1978, pero en ningún momento, ni se cuestiona ni se somete a debate y decisión ciudadana la forma de estado. 6.- Tanto es así, que el actual jefe del estado ni votó la constitución, simplemente la sancionó, ni ha renunciado o se ha desdicho del origen de su poder.Se lo recuerdo» con la legitimidad del régiment nacido el 18 de julio de 1936″.
    Permítame d.Fernando: ¿es la misma sociedad la de 1975 que la actual? ¿estamos los ciudadanos lo suficientemente maduros como para conoce, debatir y decidir sobre la forma de estado?. treinta años de práctica ¿supone un bagaje razonable como para que se puedan deducir déficits democráticos tanto en la propia letra de la constitución de 1978, como la práctica el desarrollo a lo alrgo de estos treinta años? ¿considera que los partidos han pasado de una misión de representación a una práctica de suplantación de la voluntad ciudadana? ¿Considera que lo ‘bueno’,lo’conveniente’,lo ‘justo’ es lo que la decisión mayoritaria de los ciudadanos considere, o lo que ‘élites’ determinen? ¿participa usted del criterio de que el pueblo, el personal cuanto menos sepa mejor, que más feliz será? ¿le parecen de fiar los que,entre otros ejemplos, acaban de firmar el ‘TRATADO DE LA UNION’ conociendo como sabemos la respuesta ciudadana a la consti. europea? ¿le parece legítimo que los ‘ínclitos and preclaros’ líderes se pasen por el forro de sus caprichos a los ciudadanos y si nos aprobais lo que decimos,bien, sino también.?
    Un saludo.

  2. Buenos días y feliz Navidad a usted y todos los lectores.

    Al abrir el blog me he encontrado con el mensaje de D. Alejandro, y creo que hay un detalle sutíl e importante que conscientemente ha omitido. Tras el periódo contituyente de 1977, la Constitución española se voto y aprobó en referendum, por la mayoría amplia de los españoles, es un acto libre, sin coacciones, sin tanques y sin Franco. Los españoles, libremente, en referendum (como hacen las grandes naciones democráticas) nos dimos como forma de gobierno la Monarquía Parlamentaria. (Por cierto, Franco no contempló nunca la misma como forma de gobierno, ni en las leyes fundamentales, ni en el Fuero de los Españoles, ni en la Ley de Sucesión)

    D. Alejandro, usted está tergiversando la historia y despreciando el referendum de aprobación constitucional.

    En cuanto al discurso del Rey, hay quienes pensamos que ya era hora. Que llega tarde, y que sus asesores le han puesto en el disparadero con esa actitud de tibieza que ahora rompe opor fín.

    Su papel de moderador se ampara en la Constitución, y lo ha ejercido con sabiduría anteriormente, sin que se notase pero de modo firme. El ha de ser consciente que hay quien justifica la existencia de la corona en momentos de tribulación, y que sus ausencias hacen que ciertos sectores se cuestionen la idoneidad misma de la institución.

    Es difícil llegar a la clarividencia d política del Marqués de Mondejar, o de Sabino Fernández Campos, pero ese es el reto de Aza, demostrarlo y de lo contrario dejar al Rey que se mueva a su antojo, ha demostrado sobradamente su preparación y sagacidad.

    Un saludo

  3. Con todo el respeto hacia las personas, para mí, todo lo relacionado con reyes, reinas, príncipes, princesas y demás nobleza, está estrechamente vinculado a desigualdad, privilegios, prebendas, favores,….
    Dicho esto, en mi opinión, los discursos del Rey, por muy finos y comprometidos que puedan ser, carecen de toda influencia en los ámbitos políticos de este país. Las reacciones de los políticos, de cualquier signo, son siempre las mismas, pero no se lo toman en serio. Saben que la Monarquía, muy respetable, es un figura decorativa en el sistema institucional del Estado, pero sin influencia real en las decisiones políticas que adoptan los partidos según sus propios intereses electorales y electoralistas.
    ¿Que dice cosas interesantes? Sin duda. Pero la triste realidad es que se sitúan al margen de los intereses partidistas que son los que realmente deciden las políticas que se aplican de hecho. No nos hagamos muchas ilusiones. Todos los que ahora «doblan el espinazo» en reverencias hacia los Reyes o los Príncipes, mañana serán los primeros en declararse republicanos de toda la vida y renegarán de la monarquía.
    Sería bueno que Juan Carlos I tuviera mayor peso en la política española!!!
    Sí, ya se que tiene el que le otorga la Constitución: figura decorativa, al que se añaden las consideraciones de rigor: moderador, representante…
    Lo dicho, que el 2008 nos traiga mayores venturas.
    Juan

  4. A Servet. Dice que ‘tras el periodo constituyente de 1977…’.Mire, en cualquier periodo constituyente, lo primero que se pone a debate, a aprobación es la forma de gobierno, y ésto no ocurrió en el periodo denominado de la ‘transición’, no en 1977, sino desde la muerte de Franco, (20/noviembre/1975), a la votación y aprobación mayoritaria de la constitución de 1978.
    Mire sr. Servet, le podrá gustar o no, le romperá o no sus esquemas mentales, pero hay una cuestión que es ‘objetiva’,a saber, la forma de estado no se estuvo a debate en ningún momento. Lo que se define en la constitución de 1978 en lo referente a este tema son las condiciones de esa monarquía parlamentaria, su inviolabilidad y su caracter hereditario. No querría repetirme pero lo anterior es tan real como que la legitimidad de la reinstauración monárquica y la jefatura del estado no proviene de los ciudadanos, sino del régimen nacido el 18 de julio de 1936.
    Lo que se votó en 1978, fué la normativa continuadora de Franco, pero sin él.Sr. Servet, aunque le desmonte su argumentación, es histórico que hubo una transición dentro del mismo régimen.Mire el hecho de que el rey y ya jefe del estado, no votará la constitución de 1978, se debe a que su poder no estaba en cuestión y, es más, sí que la sancionó, hecho este obligatorio legalmente, dado que aunque se hubiese votado mayoritariamnete si él no la hubiese sancionado no estaría vigente.
    Las cosas son como son.
    Un saludo.Alejandro

  5. Aunque le pese D. Alejandro, si hubo unas Cortes Constituyentes, y unos Senadores de designación Real, entre los que estaba Cela («no es lo mismo estar dormido que estar durmiendo, como no es lo mismo estar jodido que estar… ¿Lo recuerda?)

    La izquierda no fue capaz de hacer a los constituyentes entrar en «el trapo de la forma de Estado». El socialismo español, y la izquierda no estaban en condiciones de ganar las elecciones, de hecho las primeras elecciones constitucionales las volvió a ganar la UCD.

    La historia, es la que es. Si por periodo Consstituyente entendemos lo que entiende el derecho político, es decir convocatoria de elecciones para que unas cámaras redacten un texto constitucional, y aprobado este por las citadas legislativas constituyentes, estas se disuelvan y sometan el texto a los electores, eso, en cualquier tierra de garbanzos, es un periódo constituyente.

    Lamento que a usted los representantes legítimos de los españoles que redactaron la Constitución no le pidieran opinión expresa sobre monarquía o república. Podía usted votar no a la Constitución de 1978, era libre de hacerlo (de hecho Blas Piñar se jactaba de haber votado no)

    La legitimidad y la legitimación del Rey y la Monarquía Parlamentaria, desde el 6 de diciembre de 1978, no hay que buscarla en unas Leyes del Movimiento totalmente derogadas. Esa legitimidad se la otorgamos los españoles que en 1978 aprobamos esa forma de gobierno. La podíamos haber rechazado, pero aquella mayoría vío en ello la actitud más conveniente.

    Un saludo y feliz año

  6. Muy bueno el libro No pienses en un elefante, de George Lakoff. Explica fácilmente porqué gente que en principio no es tonta ni mala persona puede tragarse todas las mentiras de la ultraderecha, en USA y aquí. Y cómo desde una posición progresista luchar contra esto.

  7. A Servet. Mire usted: si es posible llevar un debate serio sobre algo, habremos de poner sobre la mesa argumentos y datos, no solo valoraciones personales sobre lo que nos parece o debe ría ser. ¿De donde saca lo de unas leyes del movimiento totalmente derogadas?. No me atrevería a discutirle que le parezca que esas leyes se derogaran, pero sí me atrevo a discutirle y a pedirle que, por favor, lo comprueve. El rey y jefe del estado lo es por designación directa de Franco y sus cortes, y con la LEGITIMIDAD ‘del régimen nacido el 18 de julio de 1936’.
    Mire Servet, si se admite que,en sentido estricto, la democracia es un sistema político de organización social en el que la soberanía, el poder en la capacidad de decisión reside en el pueblo, en los ciudadanos. Esto, se le den las vueltas que se quieran, no hay manera humana ni divina de casar la situación en el estado español con, ni siquiera, la más mínima aproximación a una situación democrática. Un estado que se basa en un rey designado por un régimen ‘legitimado’ por su victoria en una guerra civil, en su rebelión y alzamiento contra la legalidad establecida, que a la vez lo designó jefe del estado, al que en el texto de 1978 se le considera HEREDITARIO e INVIOLABLE añadiendo el de jefe supremo de los ejércitos, que a su vez se establece como GARANTE de la unidad de spaña, etc., ya me contará usted. Le pido por favor que no me hable de que a usted le parece o no le parece, léase y estudie un poquitín la consti. de 1978, el proceso desde la muerte de Franco (20 noviembre de 1975) hasta la aprobación de esa consti. comentada ( 6 diciembre de 1978).
    Le acepto el tono de ironía que pretende darle al párrafo en el que dice «Lamento que a usted los representantes legítimos…» y a la vez me trae a colación el que tenga a bien contestarme a una pregunta: ¿ de donde provenía la legitimidad de los senadores de designación real?
    De momento ya vale. Goyoso 2008 ta toz. Alejandro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *