¿Otegi? No, gracias

Anda por ahí la polémica, en este país de polémicas, sobre si se debe o no encarcelar a Arnaldo Otegi. A mí, la verdad, me parece que no se puede actuar con mayor rigor contra alguien porque pertenezca a un partido ilegal. Lo ilegal no es pertener a un partido ilegal, sino hacer cosas ilegales. Lo que Otegi, que no tiene mis simpatías, por cierto, ha hecho ha sido organizar una huelga –una birria de huelga– estando en libertad condicionada. ¿Merece la pena meter en la cárcel a alguien por un delito tal? Sobre todo, cuando Otegi, estando ilegalizada Batasuna, ha protagonizado conferencias de prensa, congresos y manifestaciones mil, sin que nadie pensase en meterle por ello en la cárcel.

Tengo la impresión de que el juez Grande-Marlaska está extremando su celo en estos momentos. Me parece que la ley y la jurisprudencia permitirían tanto encarcelar a Otegi (para que salga bajo fianza al poco tiempo) como no hacerlo. ¿Qué es mejor en estos momentos auténticamente excepcionales? ¿Encarcelarlo o no? Comprendo que a muchos les pida (nos pida) el cuerpo meterlo en la cárcel: no es, ciertamente, una figura simpática. Pero las leyes no están para aplicarlas con todo el rigor, sino para mejorar las relaciones y el funcionamiento de la sociedad.

Yo, si fuese juez, no lo encarcelaría. Como ciudadano, no sé lo que haría. Creo en este proceso de paz y oajlá que nada, ni nadie, lo impida, dentro siempre de lo razonable, claro. Por escribir algo de esto, más de uno se me ha echado encima. Qué le vamos a hacer.

11 respuestas

  1. Plenamente de acuerdo Fernando

    Reproduzco unas frases de mi penultimo post: Ha estallado la Tregua

    «…tiene algun sentido meter en la carcel a Otegi en puertas de una tregua? Podemos correr el riesgo de sacar de una mesa de negociacion a una de las voces mas moderadas de la izquierda abertzale y a uno de los maximos defensores de este proceso?

    Yo , coincidiendo con Patxi Lopez , creo que no, y que hay demasiados jueces jugando a la politica de corto recorrido…..»

    Abrazos

  2. Jauregi, si no eres juez, ni tienes conocimiento suficiente de leyes para serlo, como puedes hacer afirmaciones como que «si fuera juez no lo encarcelaria» y que «Me parece que la ley y la jurisprudencia permitirían tanto encarcelar a Otegi (para que salga bajo fianza al poco tiempo) como no hacerlo»…
    Yo que solo soy ciudadano digo que si el fiscal esta (pq ya se ha reafirmado y creo que no se le puede acusar de ser duro) por pedir el encarcelamiento, que se vaya a la carcel.
    Como no podria ser de otra forma, estamos haciendo una pedazo de montaña de algo muy simple, muy muy muy simple.
    La gente tiene mucha prisa (normal) pero precisamente debemos mantener la calma y procurar que la vida parezca que se desarrolla igual (pese a que creo que todo el mundo tenemos una fuerte alegria interior). Lo peor que yo creo podria pasar es que la banda se crea que marca las riendas de la politica, eso seria tarde o temprano catastrofico.
    Lo dicho tranquilidad, alegria, y tiempo, la paz se basa en el tiempo…

  3. Quiero reproducir un parrafo del editorial de hoy del diario El Mundo, sobre el comunicado de ETA, en el que refleja una preocupación que creo la compartimos muchos españoles:

    «¿Porqué nos alarma tanto a nosotros si hemos escuchado exigencias similares en numerosos ocasiones? La respuesta es sencilla: porque por primera vez en tres décadas existe el riesgo de que quien representa al Estado esté dispuesto a realizar concesiones políticas a ETA.
    Y ello no es una simple hipotesis sino un temor que se sustenta en la trayectoria de este Gobierno.

  4. Es muy simple Fernando, si el juez piensa que debe entrar, que entre. El sabe mejor que tu de jurisprudencia. Es asi de simple.

  5. No se hizo el hombre para el sabbath, sino el sabbath para el hombre…

  6. Avatar de Uno de los Progres
    Uno de los Progres

    Nadie en su sano juicio puede pretender una rendición incondicional de ETA y la solución de este enorme problema obligará sin ninguna duda a negociar y a hacer concesiones por parte del Estado.

    Es perfectamente compresible la opinión de las víctimas sobre el rechazo a cualquier tipo de concesión de ETA, pero creo que hay que aprovechar esta oportunidad, que a mi juicio cerraría definitivamente las secuelas de los conflictos civiles en España.

    Tengo 45 años, vivo en un barrio de Madrid masacrado por ETA y me gustaría que mis hijos no tuvieran grabado a sangre y fuego todas las imágenes que yo he tenido.

    Es hora de actuar con valentía, con sentido de la responsabilidad y con visión de Estado. Es hora de aprovechar esta oportunidad de esperanza que ahora tenemos.

    Por el momento ZP ha estado a la altura, ójala que la eterna derecha Española y el “sindicato” que defiende sus privilegios también lo estén.

  7. ¡Necios! ¿No veis que nos han ganado la batalla del lenguaje? Paz, tregua, alto el fuego…¿Cuándo coño ha sido esto una guerra? Que yo sepa, aquí sólo matan, secuestran y extorsionan ellos. Y si convenimos en usar los términos propios de la Milicia ¿por qué nos echamos las manos a la cabeza cuando alguien propone meter los tanques o el estado de excepción? Entonces decimos que es un problema policial y que no puede alterar nuestra normalidad¿En qué quedamos?El rresultado de toda esta ceremonia de la confusión es que matar ssale rentable y ETA y Batasuna se parten de risa al vernos a todos, en inmenso alborozo, dándoles las gracias por perdonarnos la vida…de momento. Siempre detesté la bandera blanca: No significa paz, sino rendición.
    Seguid, seguid cogiéndoosla con papel de fumar.

  8. Este problema tiene la misma solución que, en su día, aplicamos todos los españoles en la transición. «El perdón»

    ¿No perdonamos todos los crímenes que la dictadura cometió contra los españoles durante cuarenta años?

    Gracias a aquel acto de humildad y perdón, hoy en día vivimos en democracia y libertad. Sí, es verdad, nunca se ha podido olvidar, pero era necesario hacerlo y ha valido la pena.

    Lo de ETA, con TODOS LOS MATICES, se puede arreglar si no anteponemos la venganza y el odio. El pasado es demasiado cruel para dejarnos avanzar, pero es mas importante el futuro que aún estamos a tiempo de cambiar.

    Debemos perdonar y empezar de nuevo, sobretodo por las víctimas, no por las que ya lo son, sino por las que serán.

    ¡¡¡Quizás tú, quizás yo…!!!

  9. En tiempos de la transición no se perdonaron y olvidaron sólo los crímenes de la dictadura; sino también los muchos que cometió la izquierda derrotada durante la Guerra Civil y que de unos años a esta parte se silencian. Todos tenían muertos que echarse en cara y prefirieron dejarles descansar en paz, ya que había que poner punto final a una tragedia colectiva que un régimen se había empeñado en mantener viva como fuente de eterna legitimación.

    Los crímenes de ETA están en muchos casos demasiado frescos para pedir ese esfuerzo de generosidad a sus vícitmas. Tal vez las familias de quienes fueron asesinados hace 25 o 30 años y que no hayan sufrido directamente el atentado puedan ser magnánimos. Pero no los de hace tan sólo un lustro, ni mucho menos si tienen las secuelas en sus carnes.

    Además ETA en ningún momento ha pedido perdón. Encima tiene el rostro de plantear exigencias, sin arrepentirse, ni de lejos, por todo el daño causado,

    Y pedir justicia por haber sufrido con asesinatos, secuestros y extorsiones no supone tener sentimientos de odio ni de venganza. Es simplemente pedir que las reglas del juego sean iguales para todos y que los etarras y demás comapñeros de viaje no tengan privilegio alguno sólo porque ahora digan que se han cansado de apretar el gatillo. Otra cosa es que si a alguno de ellos le da un infarto en la cárcel sea muy difícil derramar lágrimas por él ¿Es tan difícil de entender?

    Una cosa más: aquí hay un partido, el P.N.V., que siempre ha tirado la piedra y escondido la mano. Contribuiría mucho a que las cosas se resolviesen por la vía generosa y no por la vía justa que este partido reconociese el daño que ha hecho con su actitud. Sólo le han importado las víctimas cuando eran nacionalistas. Y ha sido cómplice de ETA en multitud de mamarrachadas que ha habido que aguantar en estos años (Josu Ternera en la comisión de derechos «humanos» del parlamento vasco, por ejemplo). si la actitud de este partido hubiera sido muy otra E.T.A. se habría acabado hace mucho, mucho, mucho…

  10. No sé si Otegi debe ir o no a la cárcel porque no soy jurista, no conozco las implicaciones del delito por el que se le acusa. Organizó una huelga en la que se produjeron disturbios,… creo que existe un amplio margen de interpretación en su supuesta actividad delictiva. Pero lo que sí creo es que los jueces debe aplicar la ley sin dejar que el anuncio de tregua cambie su criterio, porque el EStado no debe ceder ante lo que sería un chantaje. Por otro lado, y adelantándome a los acontecimientos, no me parece que Otegi sea la persona más indicada para convertirse en interlocutor entre el Gobierno y ETA, puesto que no despierta simpatías (más bien todo lo contrario) en amplios sectores, tanto del ámbito público como de la ciudadanía. Debería escogerse a alguien con un perfil más neutro.
    Un saludo

  11. Saludos Fernando. Creo que Arnaldo Otegui no debería ser, pese a sus muchas intenciones, ser el interlocutor válido para este delicado proceso de paz. Como dices, no tiene tampoco mis simpatías. ¿Encarcelarlo? Pues sí debería, pero eso forma parte del dictamen del poder judicial. Lo único que pienso es que la tregua es una gran noticia, pero que hay que extremar la cautela aún más si cabe. Yo suelo ser muy escéptico en todos estos temas, pero confío plenamente en que los dos partidos mayoritarios, aquellos que tienen la oportunidad de hacer cambiar las cosas, lleguen a un punto de consenso perdurable en el tiempo. Todos debemos mirar hacia la misma dirección porque todos vamos en el mismo barco. Saludos desde Elche. Ya sabe que aquí tiene su casa…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *