Me equivoqué. Y me alegro

Me equivoqué al pensar que Zapatero no diría gran cosa. Empezó mal, con autobombo. La parte del terrorismo estuvo bastante bien. Y el final, la de las promesas, espero que se cumpla. Un notable. A ver qué dice Rajoy

7 respuestas

  1. No noto yo una diferencia sustancial en lo que ha dicho otras veces y el discurso de hoy. En lo de ETA, estaba claro para quienes lo querían entender, que con el anuncio del fin de la tregua, las posibilidades de negociar eran nulas.
    Respecto a los contactos, si los ha habido para evitar violencia en las elecciones, bienvenidos. Todo lo que haga éste u otro gobierno por la seguridad de los ciudadanos es motivo para alabarle y no para «darle caña» como es usual en los medios afines a la derecha y el partido de extremo centro.
    La derecha moderada como Ciu, por poner un ejemplo, le da clases de democracia y sentido de Estado al PP en materia de apoyo al gobierno en la lucha antiterrorista.
    Respecto a las medidas y promesas todos lo hacen, pero esto no es una campaña electoral. Que diga Zaplana que ellos llevaban en su programa electoral una medida aún más alta, 3000 € por hijo, no hace sino destacar lo poco que calan muchas promesas electorales.
    A mi me convencen más las ampliaciones de derechos y la no privatización de la Sanidad.

  2. No hay nada más aburrido que un militante.

    Pase lo que pasa, y sea la circunstancia que sea, los mios lo hacen bien y los otros mal.

    Bueno. Solo hay una cosa más aburrida que un militante: dos.

  3. Avatar de Fernando Jáuregui
    Fernando Jáuregui

    Pocas cosas tan aburridas como un sectario, que ve militantes y doctrinas y dogmas (contrarios, que no propios) por todos lados. Es la historia de estas dos españas intolerantes, nada dialogantes…

  4. Fernando, macho, que mal encajas la critica: peor para ti.

  5. No he visto el debate. Pasar 24 horas frente al televisor viendo como politicos encerrados en una sala discuten y hacen campaña para que la gente los vote y no abandonen el poder, no es algo que heche en falta en mi vida. Creo que por similitud preferiria ver gran hermano. No dicen nada interesante tampoco, pero en el programa de la Mila, la gente es la que decide sobre las vidas de los concursantes, no los concursantes sobre la vida de los votantes. En los 4 años que esperamos saber quien se qedara el ultimo en Moncloa tenemos : discusiones, tensiones, golpes bajos, pactos y complot,romances… (afortunadamente no tenemos videos resumen de las jornadas parlamentarias aderezados con musica de coyote dax). Y mientras, afuera de la casa en algunos corrillos de la Campos ( podria ser Losantos, pido perdon a la campos por la comparacion), algunas marujas entran en dura confrontacion criticando duramente a tu favorito.

    Pero la gran similitud es que pasados esos 4 años ,y despues de saber quien es el ganador,uno se va a la cama llorando o saltando de alegria por el fracaso o la victoria de su favorito: Ismael, ZP, Iñigo, Carlos lloyas o Rajoy.Sabiendo en cualquier caso que tu vida no va cambiar, que la vida desgraciadamente sigue igual,y que el que gane ZP, Rajoy o Carlos lloyas no va a evitar que tengamos que ver la cara a nuestro indesable jefe todos los dias a las 7 de la mañana, que perdamos poder adquisitivos, q nuestra hipoteca suba…Pero eso que mas da, tu favorito ha ganado y eso es lo que importa.

    Asi que como dije antes, mejor ver gran hermano que por lo menos tu voto decide en algo ( suponiendo que nuestra amiga Mila no nos haga trampa con lo de las llamaditas).

    Un saludo
    Bernardo.

  6. Lo triste no es que Bernardo prefiera Gran Hermano, lo verdaderamente amargo es, que muchos españoles estén aborregados con los realities y la Play, y que les importen un bledo los problemas del país.

  7. Maria,
    No es que quiera yo defender a los seguidores de los realities, pero considero igualmente aborregados, como decia Javier, a los militantes de partido.
    No creo q a los militantes de partidos y en especial a las juventudes socialistas y populares, les importe el programa de su partido, sus propuestas, objetivos y el modo de gobernar el pais.Probablemente la mayoria no se hayan leido su propio programa. Aunque les comprendo, yo no lo leeria tampoco, y ni creo q les haga falta. Con estar detras de su lider aplaudiendo como borregos y riendoles la gracia les basta, para ir subiendo posiciones.Basta con hablar con ellos media hora para darse cuenta de que tienen el mismo mensaje de su lider y que de ahi no pasan.

    Pero sin duda lo que mas determina al aborregado poseedor del carnet de un partido es su nula AUTOCRITICA.Como decia dias atras, no les importa que le jodan siempre que el que les joda sea de los suyos.

    Asi que cuando el partido les comunica los porcentajes de intencion de voto ( obviamente interpretados siempre positivamente) o tras no se cuantas horas apludiendo y gritando en uno de los tantos mitines electoralistas, se van a la cama contentos, como cuando tu favorito en gran hermano se mantiene en la casa por una semana mas, sin cuestionarse los problemas reales del pais. Simplemente lo importante es que tu partido va a ganar o eso es lo que te dicen.

    Asi, al dia siguiente, las cosas no cambian y seguimos perdiendo poder adquisitivo, la hipoteca sube, los salarios bajan…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *